AfCFTA: el nuevo mercado común

El nuevo año comenzó con una noticia positiva para el continente africano, a pesar de las consecuencias devastadoras nivel económico por culpa del Covid-19. El 1 de enero, el continente tenía motivos de celebración porque entraba en vigor el tratado de libre comercial continental. Casualidades o no, fue el mismo día que Europa lamentaba la salida de Reino Unido del mercado común.

AfCFTA, aspira establecer la mayor área sin obstáculos comerciales con un mercado de más de 1200 millones de personas, con un PIB de 1,4 billones de dólares. Salvo Eritrea, este tratado fue estampado por los 54 países del continente, lo han ratificado todas las naciones y grupos económicos incluidos la CEDEAO “Comunidad económica de estados de África occidental”, la EAC “Comunidad del este de África” . La sede de este nuevo mercado común está en Accra, Ghana Y su secretario general es Wamkele Mene “Sudáfrica”.

No todos son luces en este nuevo tratado, la integración económica tiene que adaptarse a las diferencias entre países y a veces dentro del mismo país, la eliminación de los aranceles para el comercio interno (90%) es muy significativo, pero queda por esclarecer los estandartes, las leyes y cuotas de cada país. También, el tema del transporte es un gran desafío para este tratado ya que el 80 % del intercambio comercial se desarrolla por las carreteras. En este sentido Marruecos y Sudáfrica cuentan con unas infraestructuras terrestres y portuarias de primer nivel, en cambio el resto países les queda mucho camino por recorrer.

La alegría interna por el tratado contrasta con el desinterés europeo por este nuevo mercado. Teniendo todos los países africanos trabajando juntos, puede ser de gran utilidad para Europa, podría convertirse en un socio esencial. Para conseguirlo Europa tiene que abrirse a los productos africanos que seria crucial para compensar con la influencia china. El continente africano necesita el Know-How de la unión europea para acompañarle en esta nueva aventura. Entre los Mandinga de Guinea hay un proverbio que dice: “las huellas de las personas que caminaron junas nunca se borran”.

La zona de libre comercio continental ha concluido su primer mes de operaciones y se considera según los expertos la mayor área sin trabas comerciales del mundo, esta área naciente y de gran alcance será vigilada de cerca por su alcance, tamaños e impactos potenciales en el desarrollo. El marcado común europeo tiene al lado un gran competidor y también un buen socio.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *