Donald Trump, estás despedido - Saif.world

Donald John Trump: “estás despedido”

“Estás despedido”, la frase corta y contundente, estas dos palabras amargas se convirtieron en el sello del personaje que Donald Trump jugaba a interpretar en el reality show “El Aprendiz” en el que convocaba a un grupo de jóvenes que, con picardía, visión y un poco de talento luchaban por ganar 250 mil dólares y un contrato para dirigir una de sus empresas. Durante 13 años y 14 temporadas, la imagen de un Trump triunfador, valiente y empresario de primera, le preparó el camino para que sea el cuadragésimo quinto presidente de la primera potencia mundial.

A cinco días de las elecciones más esperadas del año, el ex vicepresidente Joe Biden aventaja a ocho puntos al actual presidente Trump en la intención de voto a nivel nacional. Mientras las tendencias históricas indican que un 40% del electorado se quedará en casa por la indiferencia y el desprecio por la política en general y es lo que convierte en Estados Unidos en el país con la tasa más baja de participación en cualquier democracia.

Estas elecciones por muchos motivos, son las más trascendentales para el mundo y para el propio país. En temas como el multilateralismo es bien sabido el desprecio del Neoyorquino por los organismos internacionales y su retirada de la mayoría de ellos, desde el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, CODEHU; la Agencia de la ONU para los refugiados de Palestina, y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO y por último de la organización mundial de la salud, el organismo más importante para la crisis sanitaria actual.

Otro motivo para votar en estas elecciones, es que un negacionista del cambio climático culminara el mes que viene la retirada de los acuerdos de París para la lucha climática, para Donald Trump, hay que proteger la economía por encima del medio ambiente. Su frase más famosa para justificar la salida de los acuerdos de París: “Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburgh (ciudad de EEUU famosa por su industria siderúrgica), y no a los de París”

El tema racial, un argumento que acompañó a esta campaña electoral desde el inicio, el asesinato de George Floyd y el movimiento “BlackLivesMatter” han marcado la agenda social de Estados Unidos, el arco del universo moral como lo llamaba Martin Luther King se moverá hacia arriba o hacia abajo a partir de la semana que viene. La convivencia está en juego por primera vez en Estados Unidos.

A pocos días de la votación, estados como Pensilvania, Florida y Texas donde gobierna los republicanos, trabajan a destajo para darle la vuelta a las encuestas, por otro lado, los hackers rusos inundan las redes con informaciones falsas, los grupos supremacistas blancos como los “ProudBoys” están también caldeando el ambiente para lo que pueda pasar el 3 de noviembre y poder crear un caos postelectoral que se decida en la corte suprema “mayoría republicana”. Ante todo esto, solo una aplastante participación en las elecciones podrá gritarle a Donald Trump: “estás despedido”

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *