2021: Año de esperanza

Dejamos atrás un año que fue símbolo de caídas, enfermedades, destrucción y encaramos un 2021 con retos, esperanza y construcción. La agenda política y social tiene muchos retos no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional.

Cambio climático: La crisis sanitaria aparcó durante un año las reivindicaciones por el medio ambiente y fue un año perdido para la causa climática. La salida de Estados Unidos de los acuerdos de París fue una estocada para la lucha climática, pero con el cambio en la administración americana vuelve la esperanza a movimientos como el #Fridayforfuture.

Estados unidos: El 20 de enero con la toma de posesión de Joe Biden como nuevo inquilino de la Casa Blanca y Kamala Harris como la primera vicepresidenta de Estados Unidos, todas las miradas del mundo estarán puestas en este dúo con la esperanza de cambiar la política de los últimos cuatro años. A nivel interno, gestionar la emergencia social derivada por la Covid19 y a nivel internacional rebajar las tensiones y devolver Estados Unidos a la escena internacional como jugador clave para reestructurar el multilateralismo. El fichaje de Tony Blinken como secretario de estado es una señal.

La Unión Europea: El viejo continente tiene una oportunidad historia con la gestión de la crisis sanitaria con la salida de Reino Unido para recomponerse y armar sus estructuras. Europa tiene un proyecto para sí misma y para el sistema internacional. Este año la Unión Europea tiene que priorizar sus relaciones internacionales, definir las reglas de juego con Rusia y Turquía; reestablecer las relaciones con Estados Unidos. Las relaciones exteriores de Europa estarán marcadas por los encuentros regionales ya programados con África y América Latina.

África: El 1 de enero entraba en vigor el AFCFTA, es el lanzamiento oficial del área de libre comercio continental africana, los próximos meses y años se verá la creación de la zona de libre comercio más grande del mundo y los expertos auguran un gran potencial a este acuerdo. África también se enfrenta este año a cambio políticos a través de las elecciones en: Uganda, Etiopia, Benín, Somalia, Sudan del Sur, Zambia, Cabo Verde, Chad, Gambia, salvo Somalia y Sudan del sur, el resto de países les espera unas elecciones tranquilas.

El 2020 fue un año para no repetir, un año horrible en muchos sentidos, pero aparte de todo lo que hemos sufrido y padecido por la pandemia y el miedo al Covid, por difícil que haya sido este año y por difíciles que puedan ser los meses venideros, la recuperación es la oportunidad ideal para remodelar la sociedad. Puede que nunca tengamos una mejor oportunidad para un mundo mejor.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *