Una guerra económica en el mediterráneo: Naturgy – Sonatrach

La caída de los precios del gas natural ha provocado que la compañía española Naturgy, principal importadora de gas a través de los gasoductos, haya exigido a la compañía estatal argelina Sonatrach, la compañía estatal más importante del país africano, una negociación a la bajada de los precios pactados hace varios años.

La crisis del COVID-19 ha impactado de lleno en la economía argelina, un país con cerca de 50 millones de habitantes, con un sistema sanitario considerado el peor de la zona y sin apenas tejido industrial, una agricultura inexistente. Es el noveno productor de gas del mundo, sobrevive dependiendo de “Sonatrach” que supone más 95 por ciento de su exportación.  A Las dificultades del país por las revueltas populares, la bajada de precios del gas, se le añade los casos corrupción internacionales que afectan a la empresa pública más importante. El primero por una adquisición de una refinería italiana “augusta” a través de sobornos y el segundo caso por una venta de gas adulterado al Líbano.

“Estamos en una situación que es realmente difícil porqué el mercado petrolero se desploma desde 2014, pero también por la Covid-19. En el sector de hidrocarburos, este año prevemos ingresar 23.000 millones de dólares frente a respecto a 33.000 del pasado año, una diferencia destacable”, afirmó el ministro de Energía, Abdelmadjid Attar esta semana. España ha bajado su importación de Argelia en beneficio de Estados Unidos; Y para Argelia esto fue un golpe duro.

El gasoducto que cruza Marruecos fue rebautizado como Gasoducto Pere Duran Farell. Este industrial catalán fue uno de los impulsores de Gas Natural, que presidió en los años 90, y promotor del Magreb-Europa que ahora también lleva su nombre. Esta es la otra vía de entrada de gas argelino a España. En 2021, el reino de Marruecos tiene que volver a licitar la concesión del gasoducto del Magreb, Tanto Naturgy como Enagas habían mostrado interés, pero posteriormente han hecho inversiones internacionales alternativas, lo que puede suponer una dificultad para el vecino de Argelia a la hora de explotar esta infraestructura.

Casualidades de la vida o causalidades de ella, Naturgy y Sonatrach son socios precisamente por una disputa comercial a la inversa en el pasado. Los elevados precios a nivel mundial del gas entonces motivaron una reclamación de Sonatrach, que quería subir el precio de los contratos a largo plazo. Fue a un arbitraje y ganó, y como modo de pago obtuvo acciones de la entonces Gas Natural, que aún posee.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *